Leyenda

michael_jackson

Aún recuerdo, cuando siendo muy pequeño que ni si quiera sabía hablar bien mi madre me ponía Bad y yo me ponía a bailar intentando imitar a Michael Jackson. También recuerdo como una mañana de reyes amanecí con el juego Moonwalker para Master System, no paré hasta que me lo acabé años después. O como ya con los huevos negros nos pasábamos los ratos muertos intentando imitar tu mítico paso de baile…

Lo que no voy a recordar es toda esa mierda que dicen de ti, Michael, que si eras un pederasta aunque jamás se demostrara, o que odiabas la raza negra y por eso te cambiaste el color de la piel, aunque la realidad sea que tenías una enfermedad degenerativa.

Yo me voy a quedar con lo bueno, con la verdad, con todo lo que significaste para mi y para muchísima gente de mi generación. Un puto heroe, un tío que hizo historia haciendo algo tan simple como cantar y bailar… y que sin embargo pocos más han conseguido.

Gracias por todo, Michael.

16 pensamientos en “Leyenda

  1. Aloisius

    Es una pena que la gente se empeñe en recordarle por las cosas que (presuntamente) hizo mal. Einstein pegaba a su mujer, pero nadie le recuerda por eso.

    Como cantante, coreógrafo, bailarín, compositor, arreglista y productor, era absolutamente brillante. Y con eso me quedo yo.

  2. Alvvinn

    Un post genial, comparto todo.

    Por su legado. Un genio de 12 años en cuerpo de 50.

    Que empiece la leyenda.

  3. RATM

    Yo nunca fui un gran bailarín,prefiero el compás de Jerez.Pero dejaros de pavadas y mierdas,”no lo conozco como persona”,”el rey del pop”,”vitiligo”,”un extraterrestre”,…..
    Todo perdonado,por tener pasta.
    Como persona un tarado.Comedle los huevos.

  4. Hexmar

    Desde luego que es por eso por lo que tiene que ser recordado. Y me has hecho recordar lo que significó para mi cuando era peque, yo creo que fue de las primeras cintas que tuve… y desde luego nunca me cansé de imitar sus pasos, el mítico «moon walker».

    Descanse en paz.

  5. El Duque

    Me pasaba exactamente lo mismo con Bad: era un crío de seis años, no tenía ni idea de que había gente que se ganaba la vida cantando, pero les pedía a mis padres que me la pusieran a todas horas. Mi padre tuvo que grabarme el vídeo en una cinta Beta para que pudiera bailar a todas horas.

    Yo creo que por cosas como éstas es tan importante para nuestra generación. Fue nuestro primer ídolo, la primera persona a la que admiramos de verdad. Un grande.

Los comentarios están cerrados.