Curiosidades de mi vida en Madrid vol.3

La fecha de caducidad de la comida es una patraña. Para saber si la comida está caducada hay que seguir estos pasos:

  1. Mirar a ojo que no tenga mal aspecto. Si se parece a Cher sin maquillaje está caducada.
  2. Oler. Si huele como un viudo de 70 años está caducada.
  3. Probar un trocito. Si sabe a perros muertos está caducada.

Si después de estos tres pasos la experiencia es positiva esa comida se puede comer, aunque lleve un mes “caducada”. Que no está la cosa como para tirar comida.

19 pensamientos en “Curiosidades de mi vida en Madrid vol.3

  1. picomike

    4. Darlo a probar a tu compañero de piso. Si comienza a experimentar fiebre, sarpullidos, delirios o alucinaciones, está caducada.

  2. Juananpol

    Ya puedes ir cambiando la foto del random, chato.

    P.D.: ¿Te limpias el ojete con toallitas húmedas?

  3. El Tabernero

    Mi experiencia con los yogures me dice que tienes un mes de cortesía antes de tener que hacer ese proceso. Y el pan de mold, lo creas o no, igual.

  4. matallo

    Lo creas o no, al no mirar nunca la fecha de caducidad de las pizzas me he hecho un experto es saber reconocer pizzas caducadas al primer mordisco; por la textura y el sabor.

  5. Miguel

    La fecha de caducidad es algo que deben poner si o si, una fecha aproximada pero no siempre la acertada.

    Los yogures por ejemplo, siempre estarán buenos mientras no tengan la tapa hinchada, igual con el embutido envasado, o con el pan de molde (ya puede estar muy caducado que si tu siempre lo cierras y no pasa aire no estará mohoso ergo, será comestible)…

    Y así son las cosas de la vida, pequeño padawan…

  6. Lady Madonna

    Te iba a decir lo mismo que El Tabernero: yogures y pan de molde son el ejemplo perfecto de que la fecha de caducidad es una patraña.

    Como dice Miguel, la fecha es algo aproximado, algo “seguro” para guiar a los supermercados… yo no tiro nada que tenga buena pinta, aunque esté “caducado”.

    salu2

  7. Fi2

    jauajaaujauaaaaa me parto!
    Yo soy incapaz de comerme algo si no se la fecha en que caduca… y si caduca en 2 días tampoco!!!

  8. MAcOs_LuCas

    Por normativa Europea, la comida envasada tiene que tener una fecha limite, en la cual se le calcula que hay probabilidad de que pierda parte de sus propiedades alimenticias…. lo cual no quiere decir que se ponga mala…sino que puede perder parte del sabor… o “adquirir un regustillo raro” pero ni mucho menos quiere decir que sea perjudicial comer despues de la fecha de caducidad si su continente (por regla general, envasado al vacio) sigue en perfectas condiciones (si esta abierto, tiene color verde y tal… pues no…)
    Solo hay excepciones claro está como los derivados lacteos (leche, yogures, mantequillas, queso…) que pueden subsistir tambien si se han congelado y no se ha roto nunca esa roto su “cadena de frio” (que se ha descongelado y vuelto a congelar)
    Asi que, si en Africa se lavan el pelo cuando las vacas se ponen a mear (porque resulta mas higienica la orina que el propio agua de las charcas) o en algunas tribus del cuerno sur, consideran que comerse el semen de los ancianos es una manera de adquirir su sabiduria….

    Deberiamos ser un poco menos “tikismikis” y no tirar un producto que esta perfectamente envasado y hace “dos dias” que ha pasado su fecha de caducidad…

    Mas que nada por pensar que hay gente que no tiene la suerte que tienes tu y se muere de hambre. (dilemas morales que tiene uno, y no pretendo que nadie comparta, ojo).

  9. MAcOs_LuCas

    Ah… y con la cantidad de conservantes que comemos a lo largo del dia… me temo que tengamos el estomago a prueba de bombas (por norma general)

  10. Yago

    La duda que tengo yo es…:

    ¿Necesitas ir a Madrid para saber eso?

    Yo desde mi adolescencia (y eso que aun estoy en ella) y viviendo en un puto pueblucho, sé esas cosas… xD

  11. Fernan

    Anécdota De vacaciones con mi hermana. Envase de San Jacobos al vacío, listos para freir y degustar. Observamos que el envase tiene más aire de lo que se le presume habitual, algo nos escama. Lo abrimos, lo miramos, lo olemos e incluso probamos un troicto (esto no). Nos miramos el uno al otro…
    Llamámaos a mamá para que nos diga qué opina?

    La madre siempre es el factor clave. La fecha de caducidad es un indicativo, las tres pruebas sensoriales, muy importantes. Pero la opinión de una madre es fundamental. Aunque el producto no haya pasado el test, si ella dice que se puede comer, se puede comer.

Los comentarios están cerrados.